Matemafobia: El temor a aprender

folder_openNoticias
commentNo hay comentarios

Si a pesar del título, Usted ha decidido leer este artículo, seguramente estará pensando en encontrar aquí alguna explicación a ese tan generalizado temor a la matemática, que para muchos fue una fobia insoportable en su época de estudiante y que algunos la siguen encontrando como un fantasma que, de vez en cuando, se aparece en su vida profesional.

Pero no es específicamente a la fobia a las matemáticas a la que nos vamos a referir, aunque la usaremos como el mejor ejemplo del temor a aprender, buscando identificar algunas de sus causas.

En efecto, el significado del prefijo “matema” viene del griego y significa “conocimiento”, se asocia, por tanto, a “aprender”. Esta generalización del concepto de matemafobia de “temor a la matemática” a “temor a aprender”, podría encontrar firmes detractores en profesionales y científicos de mundos “opuestos” al de la matemática, quienes podrían argumentar que han prescindido de la matemática para su desarrollo profesional y que acreditan sólidos conocimientos en sus campos como la medicina, las ciencias sociales, la música y el arte en general, entre muchos otros.

A quienes así piensan, permítanme recordarles que no hay posibilidad de conocimiento profundo de una disciplina si no se ha acumulado un sólido saber matemático. Como decía Gauss “la matemática es la reina de las ciencias”, no hay disciplina del conocimiento que no tenga su base matemática y, quien no lo reconozca, no conoce la esencia de su disciplina.

Hasta aquí, sin duda, ya habremos generado algunos anticuerpos, pero sólo a modo de ejemplo de la presencia de la matemática en otras disciplinas – diferentes de la física, las ingenierías y la astronomía- citemos a Pitágoras, el padre de las matemáticas, quien dio origen a las escalas musicales, o al Algebra de Boole, base fundamental de la lógica binaria usada en las computadoras, o el aporte del matemático alemán J. Radón, que introdujo la llamada Transformada de Radón, fundamental en la invención de máquinas de tomografía.

Si hemos de considerar la matemática como “la madre de todas las ciencias”, ¿cómo motivamos su aprendizaje en los estudiantes?, ¿cuáles son las causas de la escasa comprensión y del generalizado rechazo a la matemática? Por mi parte, me atrevo a aventurar algunas posibles respuestas:

  • Muchos desconocen la vinculación de las matemáticas con otras disciplinas e ignoran su importancia en el desarrollo de otros conocimientos y su aprendizaje.
  • Las escuelas han dividido el conocimiento, lo han desintegrado, encasillando a los estudiantes en buenos para “x” y, por lo tanto, malos para “y”, donde “y” es igual a “matemática”.
  • Muchos maestros en la escuela y académicos en la universidad no enfrentan la complejidad del todo y prefieren enseñar sólo fragmentos de conocimiento. Deberíamos volver a integrarlo, volver a tener la visión del todo en su contexto.
  • Debemos cambiar la docencia en este campo, hacer de la matemática un medio para el aprendizaje y el conocimiento de otras disciplinas, concebirla como una carretera de doble vía que nos permite viajar de lo concreto a lo abstracto y de lo abstracto a lo concreto.
  • Debemos enseñar acerca de la presencia histórica de la matemática en el arte y del arte que hay en la matemática.

Una última reflexión para concretar la propuesta que está implícita en este artículo. Si los discípulos de un maestro de danza iniciaran su aprendizaje dibujando pasos de baile en una hoja cuadriculada, durante dos horas diarias, sin música, y luego se les tomara examen sobre estos “bailes”, antes que puedan bailar físicamente al ritmo de la música, ¿cuál sería su aprendizaje de baile? Mucho mayor sería su desmotivación, la misma que en la escuela causa el dedicar horas y horas a hacer sumas y multiplicaciones, tan grande como la de los estudiantes universitarios que deben resolver cientos de derivadas e integrales, sin “música” que acompañe.

Si usted es docente, sea de matemáticas o de cualquier otra disciplina, ¿Qué haría para que sus estudiantes perdieran el temor a aprender?

Por Juan Aranda Vergara
Director de xACADEMI

Etiquetas: ,

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Categorías

Menú
× ¿Cómo puedo ayudarte?
X